Historia de la Ropa Interior Masculina - Capítulo 6


Los años veinte y treinta

La vuelta del siglo pasado se celebró con el piano y la sala de música ragtime, lo cual dio paso a los bares clandestinos y el jazz años 20.

La ropa interior de caballero en ese momento se hacía de nainsook, lo cual era una tela de muselina suave - a menudo se utiliza para hacer ropa de bebés. La muselina, se nos dice, debe su nombre a la ciudad iraquí de Mosul. La muselina fue descubierta por primera vez por europeos en aquel mismo tiempo que otro grupo, que ahora llamamos peregrinos, navegaban hacia el nuevo mundo.

Obviamente, la muselina es una fibra natural y no sintética. Tendríamos que esperar algún tiempo para que la invención que permitiera a los diseñadores a crear mucho más vibrante líneas de ropa interior masculina, como por ejemplo los coloridos boxers, bragas, calzoncillos, tangas y trajes de baño que tenemos hoy.

Sin embargo, en los años veinte hicieron vimos la introducción de telas pre-encogidas, las cuales revolucionarían la ropa interior de hombres en los años 30.  Además, en los años veinte vemos la introducción del calzón boxeador o boxer brief que fue bautizado así por ser  una versión "abreviada" de su predecesor - el popular Long John o calzón largo. Este último extendiéndose hasta abajo de los tobillos, mientras que el boxer brief hasta la mitad del muslo.

A pesar del hecho de que Estados Unidos estaba en las profundidades de la Gran Depresión, 1934 fue un año decisivo en la historia de la ropa interior masculina. Fue entonces cuando Jockey introdujo los calzoncillos con ventilación y - por la forma de y invertida.

Calzoncillos en forma de Y invertida años 30


La compañía comenzó a fabricarlos en la década de 1930. Se dice que los susodichos fueron inspirados por los populares trajes de baño usados ​​en la Riviera francesa. Fueron las primeras prendas interiores que se ajustaban al cuerpo y se consideran bastante subidas de tono en el momento.

Cuatro años después de que Jockey introdujo la  ventilación-Y de diagonal. La innovadora característica se adaptó también tanto a sus boxers cortos y como a los largos.

Hoy en día aún se pueden comprar calzoncillos y boxers con la bolsa de acceso en forma Y, o una adaptación al modelo original.

Poco después del Día de Año Nuevo en 1935, una de las principales tiendas departamentales del medio-oeste puso a la venta el nuevo calzón Y de Jockey.  Los directivos de la empresa pensaron que los diseñadores de ventanas estaban locos al dedicar aparadores completos con diminutos calzones de los hombre, especialmente cuando la ciudad estaba siendo golpeada con una de las peores tormentas de nieve en un largo tiempo. "Quiten los calzoncillos y pongan la calzones largos en esa ventana", decían los directivos. Pero los clientes sabían reconocer lo bueno y seiscientos paquetes de calzoncillos se vendieron antes de que los escaparatistas tuvieran tiempo de desmantelar el escaparate.Historia del calzón de caballero

En 1936 Munsingwear desarrolló su línea de ventilación bolsa de "canguro" horizontal en su ropa interior masculina.

Los años cuarenta y cincuenta

En su mayor parte, los diseños de la ropa interior masculina se mantuvo estática en la década de 1940. Esto fue, principalmente, porque toda la energía estadounidense se dirigió hacia el esfuerzo de guerra. La guerra trajo escasez y racionamientos.

Uno de los anuncios Jockey declaró - "Tío Sam necesita la goma elástica, por lo tanto no todos resortes Jockey son del todo-elásticos." En este punto la cintura tejida con dos botones laterales se introdujo de nuevo a la ropa interior de los hombres.

Sin embargo, hubo un cambio importante en la ropa interior de los hombres que no se introdujo para proporcionar comodidad para el usuario; de hecho, el cambio en realidad salvó las vidas de los muchos hombres estadounidenses.

La escena final del filme "Flags of Our Fathers" de Clint Eastwood en el 2006  muestra un pequeño grupo de marines izando la bandera norteamericana en la cima del Monte Surabachi.  Acto seguido, los soldados tomaron un baño en el Océano Pacífico frente a Iwo Jima.

Eran marines y llevaban la ropa interior blanca. Eastwood, el director, y su director de vestuario se equivocaron en la película.  Por lo menos, en el color de la ropa interior que los soldados debieron haber usado.

El problema histórico es que los soldados en la película no debieron usar ropa interior blanca durante la mayor parte de la Segunda Guerra Mundial - y ciertamente no en el momento de esta escena se llevó a cabo.

En ese momento, todos los soldados llevaban un estilo militar de boxers cortos color verde olivo. Ese color fue elegido para los propósitos de camuflaje después del comienzo de la guerra. Fue especialmente importante en las ocasiones en que los boxers se secaban en los tendederos después de un largo día de batalla.  El personal militar estadounidense sabía que boxers inmaculadamente blancos en los tendederos de las bases era una invitación al fuego enemigo.

Después de que se hizo ese cambio, Jockey lanzó otro anuncio titulado: "Objetivo: la ropa interior blanca." Explicando a los de casa el por qué las fuerzas armadas habían cambiado de blanco a los calzoncillos color verde olivo.

Teniendo en cuenta todo lo que estaba pasando en ese momento, definitivamente no era vital que el público tuviera esa información. Pero sí nos muestra cómo la industria estadounidense de ropa interior de hombres, estaba haciendo su parte en el esfuerzo de guerra - sin mencionar una imagen positiva de relaciones públicas en la construcción del orgullo estadounidense.

La mayoría de estos boxers color olivo militar traían cinturilla elástica que permitía una gran comodidad. Los que no tenía elástico tenían dos grandes botones color olivo en la parte delantera que permitían ser ajustados a modo.

En casa, mientras tanto, después de la guerra la leche se estaba pasteurizando y la ropa interior de hombre estaba ya siendo sanforizada.

Este es el proceso de fábrica que garantiza que la ropa interior no se reduciría más del 1% después de ser lavado. Antes de la mencionada sanforización el consumidor tenía que estimar cuanto se contraería la prenda después de su primer lavado, los resultados eran a veces trágicos.

El proceso de "Sanforización" fue inventado por Sanford L. Cluett - es por eso que lleva su nombre.  Llegó a su apogeo en la década de 1940. Cuando Sanford murió en 1968, el sanforizado tenía licencias de fabricación en 448 fábricas en cincuenta y ocho países. Hoy en día las marcas SANFOR (Europa), Sanforizado (América Latina) y sanforizado (resto del mundo) están registradas en más de cien países en todo el mundo para los tejidos de algodón y mezcla de algodón.

Pero a pesar de la imagen absolutamente limpia que estaba siendo anunciada por el entonces nuevo medio de la televisión, los hombres y los niños de la posguerra de la década de 1950 tomaron una postura atrevida al vestir esta reveladora ropa interior.

Nuevos patrones de impresión comenzaron a aparecer después de la guerra. La ropa interior blanca y tradicional sólida de repente comenzó a aparecer cada vez más colorida y con nuevos patrones de impresión.

Comenzó con formas geométricas simples - líneas verticales, cuadrados y triángulos simples. Aquellos dio paso a varios conjuntos de dados flotantes, animales salvajes, cupidos y cartas de juego. Básicamente, cualquier tema que cruzaba la mente de los diseñadores.

Independientemente de que el corte de los boxers y calzoncillos fuera básicamente estándar, la creatividad en los patrones impresos era ilimitada. Esta forma creativa continuaría, pero tendría consecuencias graves para un fabricante algún tiempo después.

En concreto, en una ocasión, los agentes del Servicio Secreto de Estados Unidos hicieron una visita sorpresa a un fabricante con el fin de confiscar mil pares de calzoncillos de hombres. Ellos hicieron esto con el argumento de que los calzones violaban las leyes de falsificación de Estados Unidos.

Los agentes alegaban que el patrón de colores en esa línea en particular representaba billetes de cien dólares y la moneda federal no puede ser duplicada bajo ningún motivo. Esta fue probablemente la primera vez en la historia que el Tío Sam cumplió el popular dicho del contribuyente de que "el gobierno te quitaría los calzones, si pudiera."

La década de 1950 también vio la introducción de fibras sintéticas para muchas líneas de ropa. Fabricantes de ropa interior para hombres comenzaron a experimentar con telas tales como rayón, dacrón y el nuevo nylon DuPont y acabarían creando los primeros precursores de las nuevas líneas de suspensorios atléticos y trajes de baño de caballero, boxers, calzoncillos, bragas, trusas, e inclusive las chanclas que tenemos hoy.

La camiseta se graduó de ser un artículo "interior" a ser de uso externo en la década de 1950. Hasta cierto punto, algunos hombres llevaban la camiseta como artículo para la casa casa mientras hacían el trabajo de jardinería o reparaciones.

En algunas ocasiones podríamos imaginar a las esposas diciendo: "Cariño, no vas a salir a la tienda así, verdad? Ponte una camisa" (referíendose a una camisa de botones). La camiseta aún se consideraba una camiseta y lass esposas no dejarían a sus esposos socializando con solo la camiseta. Los medios de comunicación, específicamente la industria del cine, tal como lo hace hoy en día, cambiaría eso drásticamente.

En los años 50 vemos el surgimiento de los ídolos adolescentes rebeldes como Marlon Brando, y James Dean, haciendo de las suyas en películas como "Un tranvía llamado deseo" y "Rebelde sin causa".

Brando y Dean llevaban camisetas como "prendas de vestir exteriores" a lo largo de esas películas. La primera, en concreto, muestra un torso sensual chorreando sudor en el húmedo clima de Louisiana, mientras que el juvenil Dean pasó por sus pruebas y tribulaciones en una camiseta bajo el caliente sol del sur de California. Esto no era nada nuevo para los adolescentes de la nación. Ya que la mayoría de chicos usaban playera y camisetas blancas para ir a la escuela, así como la de blanco Purex en su "clase de educación física"

En este caso la playera era parte del uniforme de gimnasia de la institución - además del suspensorio y un par de de shorts cortos de gimnasia con los colores de la escuela.

En un típico sábado por la noche, estos chicos llevarían a sus novias a ver cualquiera de las numerosas películas de "espada y sandalia". En particular, aquellas protagonizadas por el muscular de Steve Reeves como "Hércules". La parejita de adolescentes compartiría palomitas de maíz y besos mientras disfrutaban de los héroes míticos vestidos únicamente con un taparrabos que, sin duda, era el suspensorio, tanga o traje de baño de los hombres tradicionales.

Al día siguiente encontraríamos a las parejas disfrutando de la arena, el sol y el surf mientras escuchaban un radio de transistores tocando "Short Shorts" y un "Itsy Bitsy Weenie Yellow Polka Dot Bikini." Todo esto pasaba mientras Gidget y Moondogie surfeando las costas en sus trajes de baño.

Unos años más tarde, Annette y Frankie harían lo mismo en sus numerosas películas de playa. Brian Wilson y los Beach Boys, vestirían camisas Pendleton y atractivos trajes de baño en las portadas de sus discos, pronto estas imágenes continuarían en la próxima década.

Críticos de la música pop sostienen que "Surfer y California Girls" y también "California Dreamin '" sería en parte responsable de la masiva migración de la nación desde la costa este a oeste desde la fiebre del oro 1849.