Suspensorios


Originalmente el suspensorio masculino fue creado y diseñado como calzoncillo o ropa interior para proteger los genitales de hombre durante alguna actividad vigorosa o deportiva.

El suspensorio típico consiste de una banda en la cintura con una bolsa de soporte donde poner los genitales y dos tiras, que van desde la base de la bolsa una hacia el lado izquierdo y la otra al derecho. En algunas variantes del suspensor deportivo, la bolsa puede tener un lugar donde poner una coquilla o "concha" dura para proteger las partes íntimas del caballero.

Su nombre en inglés es jockstrap (en referencia a su origen deportivo y a las tiras laterales que lo caracterizan). El origen de esta prenda se encuentra en la indumentaria deportiva, su misión principal es mantener sujetos los genitales para favorecer la comodidad en el movimiento en algunos deportes.

 

Hoy en día los suspensorios o Jockstraps no solo se usan para hacer deporte, sino también para ponerle un poco de  emoción a la vida sexual del que los usa.