Historia de la Ropa Interior Masculina - Capítulo 8


Los años ochenta y más alla

Las cosas se calmaron en los años ochenta. La mayoría de los manifestantes universitarios optaron por cortarse el pelo antes de entrar en la fuerza de trabajo profesional. Anteriormente, cuando se tomaba esta decisión, los hombres iban a "barberías" y las mujeres iban al "salón de belleza". Ahora ambos podían acudir a estéticas unisex.

Las mujeres empezaban a ocupar ahora puestos de trabajo que, durante generaciones, tradicionalmente habían pertenecido exclusivamente a los hombres. Por lo tanto, surge una consolidación de los sexos en muchas áreas de trabajo y de diversión.

El deporte de correr se convirtió en la moda de los años ochenta. Fue una actividad perfecta para los hombres y las mujeres que querían, o necesitaban, mantener su sistema cardiovascular en la mejor forma. Este tipo de ejercicio físico no era costoso - no que pagar por pertenecer a algún club o pagar  equipo costoso para realizarlo.

Era un deporte solitario cuyos requisitos básicos incluidos un buen par de zapatos para correr, una camiseta, short, calzones, y calcetas.  Los hombres optaban por usar en ocasiones un buen suspensorio deportivo.

Este deporte, se hizo popular, en parte, por los éxitos de pista y campo de Steve Prefontaine y Frank Shorter. Lo cuál aún es evidente por los muchos corredores que todavía se ven practicando el deporte en la mayoría de las comunidades de Estados Unidos. Esto sin mencionar a los corredores de larga distancia que participan en los maratones anuales patrocinados por casi todas las ciudades importantes de la nación.


Trotar era sólo el principio. Al igual que muchos otros deportes individuales, le permitiría al practicante utilizar el tiempo libre de una manera beneficiosa y la saludable.

Esta premisa, literalmente, abriría la puerta a la gran línea de creativa ropa interior masculina deportiva que tenemos hoy en día. Pocos podrían argumentar que, en los años ochenta, todo esto empezó en los gimnasios que fueron apareciendo por todos lados. 

Hay quien argumenta que todo esto comenzó con dos hombres que tenían, en ese momento, apellidos que eran casi impronunciables - Lou Ferrigno y Arnold Schwarzenegger.

A principios de la década de los ochentas nos encontramos la exitosa serie de televisión The Incredible Hulk. Esa serie terminó en 1982, y coincidió con exitoso debut de Conan el Bárbaro.

Unos pocos años antes ambos actores eran fuertes y contendientes rivales del deporte del físico-culturismo, como lo muestra el documental independiente Pumping Iron.

Esta producción de bajo presupuesto le dio al público en general su primer vistazo a, lo que era entonces, el mundo subterráneo del físico-culturismo profesional. Fue filmando en su mayoría en la playa "Muscle Beach" de Venice, California.

Las audiencias fueron expuestas a un pequeño grupo de hombres colegiales, a los que se les conoce como "muscleheads". Sus esculpidos cuerpos cubiertos mínimamente por viejas camisetas con agujeros, camisetas rotas, pants caídos o shorts improvisados ​​sobre sus suspensorios, así como cualquier trajes de baño que quizás otros hombres habrían donado a las tiendas de el Ejército de Salvación (tiendas de segunda mano).

Arnold entró en la escena a través del cine y  Lou hizo lo mismo pero en televisión abierta - también en los años ochenta vemos el surgimiento de un centenar de canales de televisión por cable, diferentes en la mayoría de las áreas de servicio de la nación.

Esto permitiría a un empresario llamado Vince Mc Mahon aprovechar las nuevas tecnología, y mientras que Lou y Arnold estaban haciendo lo suyo el se puso a trabajar en un nuevo proyecto.

Mc Mahon lanzó la WWF (ahora WWE) de luchadores profesionales, programa que aparecía regularmente en la mayor cantidad de estaciones de televisión por cable de la época.

Espectadores interesados, especialmente jóvenes, saturaban las gradas para ver a sus ídolos como: Hulk Hogan, sargento Slaughter, Andre el gigante y las abejas asesinas, por mencionar algunos.

La premisa de la lucha libre profesional para cada pelea era la de enfrentar a un héroe contra un villano. Estos últimos con frecuencia aparecerían en extravagantes trajes de Halloween - al igual que el empresario de pompas fúnebres. Su oponente, el héroe, iría mínimamente vestido con traje de baño o algún colorido boxer entallada, aceitado de arriba a abajo, y presumiendo un exagerado bronceado para resaltar sus voluminosos músculos.

Dada la cantidad de golpes al cuerpo que estos personajes soportaban, iban equipados con concha de protección genital dentro de sus suspensorios.

La televisión por cable también proporcionó a los espectadores con ESPN, una de las estaciones de mayor éxito financiero en la actualidad. Y debido a su cobertura las veinticuatro horas del día, sobraba tiempo para sacar al aire eventos que algunos llamaban "deportes marginales."

Las competiciones de físico-culturismo se encontraban entre aquellas transmisiones por televisión. Hasta ese punto, el físico-culturismo no era trasmitido más de doce minutos una vez al año en el programa de ABC "Wide World of Sports."

Y no importaba que ESPN transmitía estas competiciones en las "horas libres" durante la mitad del día de la semana o en las horas intempestivas de la noche, ya que, en ese momento, la videograbadora (VCR) se encontraba ahora en la mayoría de los hogares norteamericanos.

Los que observaba esas competiciones de físico-culturismo veían a voluminosos hombres pasearse por el escenario en diminutas tangas; las cuales evolucionaron del común y corriente traje de baño de los años 50.

Las bandas elásticas eran aún más estrechas que las encontradas en el suspensorio convencional o soporte atlético.

Pero a pesar de ser tan diminuta la tanga, aún llego a decepcionar a un competidor que le dijo a su esposa: "este maldito resorte cubre la mejor parte de mis glúteos. (Se refería a su glúteo mayor o trasero). Es mi parte más musculosa".


Algunos historiadores de la cultura popular encuentran irónico que los eventos deportivos semanales que conducen hasta, e incluyen, el Super Bowl, el campeonato de baloncesto de la NCAA y la Serie Mundial, aún se transmiten de forma gratuita en la televisión de difusión.

Todos estos juegos son jugados por hombres vestidos con uniformes de colores. Al mismo tiempo, el físico-culturismo, el boxeo, y el kickboxing se han cambiado a la plataforma de pago por evento (pay-per-view).

Cada uno de estos deportes contienen hombres que compiten con las piernas y los torsos desnudos. En su mayor parte, usan una variación del traje de baño de los hombres contemporáneos o algún short o boxer deportivo.

¿Estamos ahora al igual que los antiguos griegos? ¿Hay algo en el cuerpo semi-desnudo masculino en competiciones atléticas que es tan fuerte como para atraer a millones de televidentes dispuestos a pagar para verlos?

Esta atención al cuerpo masculino se produjo, en los años ochenta, como resultado del impacto de las películas de cine y televisión, y la televisión por cable en particular. Pero la industria de la música también juega su parte.

En la década de 1980 surge MTV, que tenía poca restricción convencional en mostrar las glorias de la anatomía humana parcialmente cubierta tanto de hombres como de mujeres jóvenes en los videos musicales transmitía. 

Por tal motivo, no debe sorprender a nadie saber que, de acuerdo con las listas de popularidad Billboard, el mayor éxito pop de 1981 fue la canción de Olivia Newton-John, "Physical".


Esa canción no sólo mantuvo en el número uno durante diez semanas, pero, la cartelera nos dice, fue el mayor éxito de toda esa década, ya que se mantuvo en la parte superior de la tabla diez veces más que cualquier otra canción de la década de 1980.

Las cosas estaban a punto de estallar en cuanto al diseño creativo de la ropa interior masculina que empezamos a ver en los años noventa.

Ninguna examinación de ropa interior para caballeros en tiempos contemporáneos estaría completa sin mencionar el nombre de Calvin Klein.

Su publicidad audaz y provocativa llevo la ropa interior para hombres a nuevos estándares iniciando a mediados de los años ochenta. Un cuarto de siglo después, su linea de ropa interior continua tan vigente como siempre.

En 1982, Calvin Klein introdujo su línea de ropa interior para hombres, la cual que resultó cambiar la perspectiva anterior de los hombres y la convirtió en un artículo de moda. 

VOGUETI Fina Ropa Interior para Caballero

La ropa interior de hombre ya no era solo un producto práctico, sino más bien uno que recalcaba el atractivo sexual. También dijo a los hombres que ellos también podían parecerse a los modelos de ropa interior de Calvin Klein masculinos, Antonio Sabato Jr. y Mark Wahlberg.

No sólo un visionario de la moda, Klein también se ha dado a conocer como un genio del marketing, cambiando la publicidad y empujando constantemente las barreras convencionales un poco más lejos.

El Sr. Klein ha hecho famosa la desnudez masculina, la sexualidad obvia, y el uso de modelos jóvenes en sus anuncios, lo cuál no ha perjudicado su éxito en lo más mínimo.

Justin Bieber Calzones Vogueti


Conocido en la industria como "el Conquistador Calvino," fue nombrado una de las 25 personas más influyentes del tiempo en Estados Unidos. Gracias a sus diseños minimalistas, su publicidad provocativa e ideas visionarias, Klein se ha convertido en un icono del siglo veinte.

Las ideas de Klein dio lugar a una explosión en el aumento de la disponibilidad de diseños de ropa interior con estilo y más diseños creativos para hombres.

Los ejemplos incluyen "sistema de apoyo" de C-IN2 que utiliza un cabestrillo elástico ajustable para elevar las partes íntimas y los lleva hacia delante, o el "Wonderjock", que tiene una capa de tejido que empuja todo hacia el frente en lugar de hacia el suelo

No importa si el hombre de hoy sea rutinariamente aficionado a su cuerpo en un gimnasio; si trota o hace ejercicio en casa, la mayoría le gustaría lucir excelente en ropa interior.

Y ahora con la tecnología que nos provee el internet, puedes comprar en línea con tan solo dar click a un botón.  En VOGUETI.MX encontraras una gran variedad de diseños en ropa interior masculina, creativa y funcional sin restricción a las convenciones de la sociedad actual.

Nuestras colecciones incluyen marcas como Andrew Christian, C-IN2, 2xist, Garcon ModelManview, Marco Marco, RufskinVersace, y muchos otras marcas que iremos añadiendo con regularidad.  Esto es solo el principio.